La verdad del ego siempre será relativa, la verdad del espíritu es absoluta. El ego domina a la humanidad y si no lo domamos, nos destruiremos. Aquí una reflexión con ejemplos de cómo construimos realidades basadas en la mentira. Deja tus comentarios o inquietudes y comparte con otras personas esta reflexión. Suscríbete al blog si deseas recibir notificación de nuevas publicaciones y navega para revisar otros títulos que pueden resultarte interesantes. Además, síguenos en nuestras redes, abajo del video los links.

facebook-button (1)twitter-followers