cosmosTodo es energía, lo que vemos y lo que no vemos. Esta energía afecta todo lo que sucede en todo lado y a toda persona. Es la matriz de la existencia sutil y manifestada. El cosmos está en una constante danza, un constante movimiento que genera patrones, cambios, avances o retrocesos de la conciencia. Nosotros creemos tener la sartén por el mango pero también somos danzantes. Podría decir que somos títeres de la energía cósmica sin siquiera saberlo porque estamos muy ensimismados creyendo que todo lo que pensamos y sentimos es un indicador de lo que somos. Hay más cosas que no comprendemos que lo que realmente podemos entender. Algunas mentes avanzadas o dedicadas a comprender el Universo quizás tengan una película más clara sobre la dinámica que hay entre allá y acá. Nassim Haramein, un físico de avanzada dijo que “El universo está conectado y vivo y nosotros somos parte de sistema métrico del espacio.” Por su parte, William Buhlman, experto en experiencias fuera del cuerpo dijo que “Una vez que reconocemos que toda la materia es realmente energía, podremos empezar a formar una nueva visión de nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Empezamos a darnos cuenta de que nuestros alrededores no son lo que parecen.” O podemos considerar lo que dijo Edgar Allan Poe en su poema A dream within a dream: “todo lo que vemos o parecemos no es más que un sueño dentro de otro sueño.” Al menos así parece ser. Yo veo las cosas de una manera, tú ves al mismo lugar y las ves de cosmos3otra manera. ¿Cuál es la realidad? Seguro está más allá de lo que cualquiera de nosotros puede comprender. Entonces, ¿a dónde podemos acudir para conectarnos con esa verdad trascendente? Solo hay un lugar, adentro de uno. Es un lugar muy mágico, lleno de cosas que agradan y asustan. Es un lugar que muchos se resisten a visitar y pocos se atreven a sumergirse ahí porque es tan vasto que bien queda pensar que es un barril sin fondo. En el viaje al interior hay que tener mucho discernimiento, precaución, coraje. Hay que aprender a escuchar en el silencio, y hay que apoyarse del conocimiento o sabiduría ancestral. Hasta no lograr romper con todos los velos de la ilusión definitivamente se necesita apoyo. El gran misterio encierra posibilidades ilimitadas y no es conveniente conformarse con lo que se cree pues eso nos estanca en una zona de confort que impide ver la vastedad de lo ilimitado. Pero, entonces, ¿cómo puede afectar la energía del cosmos en la vida personal?

cosmos4Por dos meses he venido sintiendo una desazón total. Me sentía estancada, desmotivada, sin creatividad, sin ganas de nada. A pesar de tener muchos motivos para estar contenta, notaba que los momentos de alegría estaban en la superficie. Por dentro me gobernada esta sensación de crisis existencial, quizás besé la depresión porque no quería hacer nada ni tenía ánimo para nada. Esta sensación es nueva para mí o quizás me ha sucedido tan pocas veces que no tengo mayor recuerdo de un episodio como este. El pesimismo de la existencia quebró mis pulmones y hasta enfermé. Intenté animarme con ejercicio, conversaciones con una persona cercana con la que podía hablar de estos temas. El alivio era momentáneo. Había algo que me envolvía que era más allá de lo personal. Así que empecé a buscar excusas como que no sabía qué hacer con mi vida, mi falta de ánimo la culpe en no tener un norte, no tener más inspiración espiritual, no tener algo que me motive. Necesitaba encontrar excusas para que esto tenga sentido. Esa sensación era más fuerte que lo que yo creía ser. Investigué aspectos astrológicos y encontré brevemente a un Saturno en Sagitario lejos de hacer algún aspecto importante en mi carta natal y también encontré a un Plutón en Capricornio haciéndole oposición a mi Luna, este sí más fuerte. Pero, adicionalmente, hubo un eclipse solar el 1ero de Septiembre y un eclipse lunar el 16 de Septiembre. Parecería que son eventos aislados que suceden sin afectarnos pero tienen un importante efecto, según astrólogos. Lo que podría decir es que ciertas relaciones entre planetas durante estos meses impactaron más que la dinámica de una carta astral personal. En Agosto y Septiembre, Saturno, en Sagitario, le hizo un aspecto difícil a Neptuno, en Piscis (cuadratura).

cosmos2Según el astrologo Jamie Partridge este tránsito planetario “es un aspect karmico que nos hace pasar momentos difíciles para elevar la conciencia y liberarnos de karma negativo. Tiempo, auto-disciplina, paciencia y persistencia son aspectos que nos ayudarán a superar los miedos del camino y que podamos lograr los sueños que tenemos. Se puede tener experiencias intensas con el lado oscuro de la vida. Decepciones y tropiezos pueden extender periodos de depresión o tristeza y los miedos o paranoias psicológicas pueden sobrecogernos y llevarnos a navegar en la incertidumbre. Esto generará cuestionamientos sobre la realización de los sueños que queremos manifestar. La meta de este tránsito de gran reto es liberarnos del miedo, la culpabilidad y la preocupación.”

cosmos1Por su parte, Faith, de Inside Astrology dice: “Ya que Saturno y Neptuno estan en signos mutables podemos sentir que tomar decisiones en este periodo resulta difícil porque no tenemos en qué anclarlas. Sentiremos mucha indecisión y sensación de estancamiento. Hay personas que se envolverán en los aspectos negativos de Neptuno y darán las espaldas a la realidad, escapando de ella a través de la televisión, el alcohol y las drogas. No es más que una manera de evadir la realidad que resulta ser muy difícil en este momento. Pero, si tomamos por buen camino este aspecto, Saturno puede dar el enfoque y la energía necesaria para hacer realidad nuestros sueños y la cuadratura con Neptuno puede traer discernimiento y la habilidad para diferenciar verdades de mentiras.”

Entonces, evidentemente, esta dinámica entre los Planetas afectará más a las personas que, en sus cartas natales, hacen aspectos cercanos a este encuentro. Recuerdo haber empezado a salir de este estado el domingo 18, el sábado 17 empecé a tomar fuerza y, coincidencia o no, el eclipse lunar fue el 16 de septiembre. Jung lo llamaría “interesante sincronismo”.  No es mi interés profundizar en los aspectos astrológicos, más allá de lo mencionado, porque de por sí es un tema complejo, pero sí quisiera recalcar que lo que sucede en nuestro vecindario cósmico sin duda nos afecta. Aunque cada persona viene equipada con información diferente que le hace interpretar y procesar lo que nos pasa de una forma particular, hay cosas generales, como el movimiento de la energía cósmica, que puede tener un impacto que llega a ciertos parámetros de frecuencias vibratorias. Por eso, al haber mencionado, en un medio social, que estos dos meses han sido muy complicados, de pronto, un montón de personas lo confirmaban sintiéndose identificadas con la pesadez “ambiental” de esta etapa.

cosmos6Comprendiendo que la matriz del Universo forma geometrías sagradas que se repiten de manera fractal y entendiendo que la dinámica personal interactua con el tejido universal provocando  la emanación de energías específicas podría asimilar la idea de que entré en un espacio de mega huracanes internos que me quitaron la visión del horizonte.  Soy una espectadora de lo que sucede y me pregunto: ¿en dónde estoy? ¿quién soy? ¿cómo puedo dejar de ser una títere de la energía cósmica? Esa energía, tan sutilmente como empezó se terminó (qué alivio). ¿Qué me trajo? ¿Qué quiso enseñarme? Concluiré con una frase de Aldous Huxley que dice: “Solamente hay una esquina del universo que tu puedes mejorar, y esa esquina eres tu mismo.”

Gracias por leer este artículo. Compártelo con otras personas si te ha ayudado o si te parece interesante. Para recibir notificación de próximas publicaciones puedes suscribirte a nuestro boletín en la página principal.