¿Por qué no salimos del círculo vicioso de la corrupción? ¿Cuál es la diferencia con países que han logrado estabilidad social y económica? ¿Qué necesita suceder para que se logre un cambio auténtico? ¿Cuál es la base del problema? Las preguntas se pueden seguir sumando sin encontrar una respuesta que nos saque de esta situación porque las mentes humanas están hechas para pensar en sí mismas primero y por encima de todo. Encontrar treguas requiere un proceso avanzado de personas con visión para ver y determinar, en función de esa visión, el mejor camino para la comunidad. Aunque la creación […]