La manera en que vemos la vida es consecuencia de una programación tan condicionada que, para ampliar nuestro espectro mental o ver más ampliamente la vida, necesitamos reconocer el condicionamiento y empezar a cuestionarnos todo hasta encontrar nuestras propias respuestas. Es poco fácil reconocer algo que está tan enraizado y que, además, se observa como algo tan natural en el comportamiento de los demás que, difícilmente, sentimos que las cosas tengan que ser diferentes. Aún cuando uno realice un trabajo interior dedicado, todo llega en el momento en que la persona esté lista para romper aspectos de ese condicionamiento que […]