Cuando algo nos afecta mucho a nivel emocional necesitamos encontrar un mecanismo de protección para poder sobrevivir a la situación. Generalmente, creamos bloqueos emocionales para no sentir tanto dolor. El bloqueo lo que hace es evitar que el impacto llegué al espacio de vulnerabilidad interior con la fuerza inicial del impacto. Entonces, en sí, el bloqueo emocional que usamos para protegernos de algo doloroso no es malo, más bien todo lo contrario. El rato del impacto necesitamos protegernos. Luego, necesitamos un tiempo para procesar lo ocurrido hasta lograr una comprensión que nos permita seguir adelante sin guardar nada negativo en […]