dialogo¿Has escuchado tu diálogo interno con atención? ¿Has logrado discernir entre la voz del ego y la voz del alma? ¿Has notado cómo funciona el ego y en dónde se asienta? ¿Comprendes qué es el ego y cuál es su función? ¿Conoces claramente la diferencia entre el ego y el alma?

Hoy, cuando fui al baño tras haber atendido a una persona, escuché esa conversación mental que uno se hace, consciente o inconscientemente, todo el tiempo. Le escuchaba a una voz decir: «ojala le guste lo que le ofrecí para que hable bien de mi». El rato que trinque esa conversación interna surgió la otra voz que le respondió: «¡oye, cállate! ¿cuál es tu verdadera motivación?, ¿por qué necesitas reconocimiento?, ¿qué buscas?, ¿qué necesitas? Y así llegué a un punto en que lo mejor que encontré fue callar las dos voces y enfocarme en lo que quería hacer. No se trata de un caso de múltiples personalidades, esto nos sucede a pepetodos.  Pepe Grillo sobre un hombro y un diablito tentador sobre el otro hombro, la voz del ego por un lado, la voz del alma o la conciencia por el otro.  La humanidad y sus complejidades por un lado, la espiritualidad y sus simplicidades por el otro lado. Y de estos dos arquetipos surgen las muchas voces que dialogan en nuestro interior. Tenemos la voz del crítico, la voz del tierno, la voz del juez, la voz del altruista, la voz del padre o de la madre, la voz del niño interior, la voz bondadosa, la voz egoísta, la de la víctima y el héroe y así continuamos con las voces de los diferentes personajes que viven en nuestra psique. Esto lo explica bien Roberto Assagioli en la Psicosíntesis cuando se refiere a las diablitosubpersonalidades.  Chris Meriam en su libro “Digging up the past” explica que en la Psicosíntesis de Assagioli, las subpersonaidades son estructuras semi-autónomas que asumen roles con características asociadas que reflejan una psique dividida por necesidades que no han sido satisfechas  y que crean comportamientos compensatorios.  William James los llamo «los varios yo» y Eric Berne los llamo «estados del ego». Estas subpersonalidades se proyectan como muchos personajes dentro de nosotros que tienen su propia agenda y de las que no estamos totalmente conscientes.  Assagioli  atribuyó los orígenes de las subpersonalidades a los “trágicos” contrastes entre pensamiento y sentimiento, razón y fe, convicción y adoración. Son creadas por conflictos debilitantes entre varias polaridades en la personalidad que no son naturales o intrínsecos a la existencia humana.  Es un concepto fascinante que ayuda a comprender el movimiento en la psique de los humanos. Si te observas por un par de horas podrás notar el movimiento de las subpersonalidades.

Sobre el ego hay diversidad de información y enfoques. Podría remontarme a la mitología griega, egipcia u oriental para generar una idea pero abarcaría mucho espacio. De las definiciones que navegan en internet no encontré una que satisfaga lo que deseo transmitir así que describiré lo mejor que pueda lo que he descubierto sobre el ego. El ego es el motor de la personalidad, es como el software de arranque de un ordenador, es laSoftware información básica que permite que funcione el ordenador. Los programas que añadimos son extensiones que funcionan gracias a los programas básicos como el windows o el linux. El hardware del ordenador es el equivalente a nuestro cuerpo. El hardware puede venir con una gran memoria ram, con tarjetas de video, de audio, con una tarjeta de red, disco duro y tantos otros cachivaches. Todos estos aspectos del hardware serían el equivalente a las posibilidades de crecimiento mental y emocional con el que nacemos en nuestra disposición genética. Para que funcione el ordenador se necesita un hardware que lo sostenga y un software que permita su funcionamiento. El ego no existe separado del cuerpo, ese es su medio de manifestación. Las herramientas del ego son el cuerpo, el pensamiento y la emoción. Podría decir que este motor se asienta en el pensamiento por sobre todas las cosas y, como el sistema nervioso, tiene ramificaciones y conexiones con todo lo que abarca. Entonces, si bien se asienta en el pensamiento, su área de manifestación y desempeño está en todo lado. Por eso resulta poco fácil discernir la verdadera voz interior o del alma ya que la voz del ego abarca todo el espacio debido a que, nuestra atención mayoritaria, está en cuerpo, mente y emoción, donde el ego gobierna. Para llegar a la voz del alma necesitamos ir muy adentro de nosotros, pasando por todo el ruido que genera el ego. Si una persona se identifica con lo que piensa, su cuerpo o lo que siente, se está identificado con su ego, no con su esencia trascendente.  Entonces, básicamente, el 99.99% de la humanidad está sumergida en su ego y claro caosreflejo de eso es el mundo en que vivimos. Así como nos gobierna el pensamiento, nos gobierna el ego. Somos esclavos de estos aspectos de nuestra psique y, como tal, cuesta mucho salir de esta dinámica. En este ejemplo del ordenador, los pensamientos y las emociones corresponderían a los programas que subimos al ordenador. Hay que estar claros que si cargamos solo un programa como, por ejemplo, el solarfire (un programa de astrología), y queremos encontrar el adobe illustrator, simplemente no lo vamos a encontrar. Igual es en nuestra psique, vamos cargando programaciones que nos da la sociedad, la familia, la educación y respondemos a la vida en función de aquello que se ha guardado en nuestro disco duro de la memoria. Así mismo, hay archivos que se van escondiendo y generando basura que, a menos que sepas cómo pcfunciona el ordenador, será difícil encontrarlos para eliminarlos. Vamos acumulando cosas en el ordenador de la misma manera que acumulamos en la psique. Llega un momento que ese ordenador está lleno de cosas que no usamos, que ocupan espacio en el disco duro y, pocas veces, nos damos tiempo para hacer una limpieza de esos archivos. Podemos tener antivirus, programas de limpieza como el ccleaner, que ayudan a limpiar los caches, pero los archivos se pueden solo limpiar si revisamos archivo por archivo y así determinamos si nos sirve o no. Así mismo es en nuestra psique, lo que está en la superficie es más fácil, está más al alcance para eliminarlo o procesarlo, pero para eliminar registros que están años guardados, se requiere hacer un trabajo de archivo por archivo. Es la única manera de limpiar el ordenador, es la mejor forma de limpiar o alivianar la psique.

Por algunos años, en mi proceso, consideré al ego como algo negativo, pero después me di cuenta de su valor. El ego no solo que es inevitable en nuestra calidad de humanos sino que es muy importante en el sendero espiritual pues es en la medida en que vamos domando el ego que va surgiendo el alma. La fuerza interior solo puede surgir en la medida en que enfrentamos todo lo que el ego representa. Mientras nos quedemos cruzados de brazos, siendo esclavos del poder del ego, no encontraremos lo que por naturaleza buscamos: libertad, paz, amor, felicidad. Eso vive en nosotros y para llegar a eso hay que superar el dominio del ego. Entonces, el ego tiene una gran importancia. Ahora, es fácil mal interpretarlo porque vemos las cosas separadas, no integradas. Al notar su efecto negativo, con pensamientos esclavizantes, negativos, manipuladores, pensamos que es oscuro, que hay que evitarlo, negarlo, pero es todo lo contrario. El ego nos refleja nuestra mundanidad, nos enseña, claramente, en lo que necesitamos trabajar para lograr lo que por naturaleza buscamos, lo que en esencia somos.  Viéndolo así, trabajar ego y sus agentes es la clave para el despertar interior.

mirar adentroAhora, ¿cómo se trabaja con el ego? Primero hay que reconocerlo y eso se logra a través de la auto-observación, no solo la observación externa sino, prioritariamente, la observación interna. ¿Cómo se observa uno internamente? Pues, sencillo, cerrando los ojos y notando todo lo que sucede al cerrar los ojos. Esa es una forma, otra forma es tener la atención hacia adentro pero esto se logra, con más claridad, después de aprender a notarse internamente con los ojos cerrados.  Existe un observador interior, este observador es el punto neutral entre pepe grillo y el diablito, es la presencia que observó ese diálogo. El observador interior no juzga, más bien nos refleja lo que sucede para que lo podamos procesar. Despertar ese observador interior es la mejor herramienta para la conciencia. Debido a que somos animales de hábitos, una vez que se ha creado se vuelve automático e inconsciente. Hacemos las cosas de forma habitual e impulsada por la forma que se creó el hábito y no nos damos cuenta, por eso repetimos y repetimos el mismo tipo de “errores” en nuestro camino y no lo podemos ver pues está sumamente enraizado.

Entonces, no reprimamos los diálogos internos, más bien aprendamos a escucharlos porque ellos nos dejarán saber lo que nos hace falta, nos mostrarán nuestras heridas, nuestras inseguridades, nos permitirán saber cuándo vamos superando algo y, sobre todo, empezamos a abrir puertas para ingresar en el reino del alma. Este reino vibra a niveles más altos, necesitamos prepararnos trabajando en los niveles de nuestra mundanidad, en las cosas elementales de nuestra existencia, para que se vayan sintonizando con la vibración superior. El camino para encontrar esa sintonía es muy laborioso, es difícil, complejo, contradictorio, frustrante. Parecería que la vibración del alma es mucho más compleja y complicada pero es todo lo contrario, es de la complejidad que caminamos a la simplicidad, de la contradicción a la integración, de la oscuridad a la luz. Cuando logramos manifestar esta vibración superior, o más bien, cuando logramos la integración, todo se simplifica, es más sencillo de lo que creemos. Solo necesitamos liberarnos de la esclavitud del ego que es donde más estamos vibrando la mayor parte del tiempo. Este Planeta necesita que lo hagamos y cada uno lo necesita por su propia felicidad.

Si deseas recibir una notificación del próximo artículo ingresa tu email aquí y confirma tu registro. Gracias [subscribe2]

4 comentarios
  1. Realmente Interesante este articulo, yo empece hace un par de años a tratar de estudiar esto y me ha costado mucho trabajo, al principio al cerrar los ojos y tratar de hablar con mi ser interior, me daba un sueño terrible o dolor de cabeza, hoy ya no tanto.

  2. Al leer su artículo me acordé de cuando inicié en el camino de esta ciencia inequivoca con técnicas simples y gentiles conocida como La Ascensión de los Ishayas del Camino Brillante, hace ya 7 años!! En aquel entonces mi vida era un completo desastre, acababa de divorciarme, tenía 2 hijos adolescentes, uno de los cuales estaba pasandola muy mal, con una depresión severa… Mi economía también había sufrido un revés cuantioso y las voces de mi cabeza hacían más ruido que nunca!! Tenía como profesión el magisterio y un deseo incontrolable por saber y conocer asi que leía mucho, asistía a cursos constantemente porque algo dentro de mi sabía que habia algo más!! Y si!! Entonces llegó a mi este curso que me enseñó 4 técnicas para ir más allá de la mente…más allá de esas voces que como bien comenta en su artículo suenan dentro con diferentes matices!! Lo que si quiero puntualizar es que TODAS las voces son del ego, el alma o ese observador no tiene voz… Es silencio infinito… Es saber y conocer sin voz, es esa experiencia de paz, gozo y plenitud… Que todos llevamos dentro y a la cual todos podemos acceder si tenemos el vehículo adecuado!! Ese vehículo son las técnicas de Ascensión, que funcionan crea ud o no!! Y a las que todos tenemos oportunidad de accesar, Si!! las voces siguen ahi, pero cuando más allá hay esta experiencia es tu elección donde pones tu atención!! Gracias por su artículo!! Con inmenso gozo y paz infinita Dhanya

    • soy curiosa por esta referencia lo voy a practicar espero que DIOS me guié hasta aquí siento q el ser SUPERIOR me a cuidado y no a permitido nada malo que me pase en mis curiosidades Att. Francisca ..

  3. Es desde mi punto de vista, muy valiosa la aportación que ustedes ofrecen para el mejor conocimiento de la conducta humana y con ello contribuyen al manejo adecuado de nuestra psique y emociones, muchas gracias y felicidades

Deja una respuesta