Esta semana he tenido evidencias tan claras de la increíble manera en que estamos conectados los seres humanos que no deja de sorprenderme. A pesar de las innumerables veces que me ha sucedido, sigue siendo un misterio para mí y todo cae en el ámbito de la sorpresa. Solo en esta semana he experimentado 3 episodios insólitos que me llevan a cuestionar como mismo funciona todo esto de la energía.

conexionLa primera situación envolvía a una amiga muy cercana con la que no he conversado al menos unas 3 semanas. Perdí todos los números de teléfono que guardaba en mi móvil y no tenía como ubicarla. La estaba pensando desde la semana pasada pero como he pasado muy ocupada en el trabajo dejé que se me pase. Finalmente, ayer tuve la necesidad de hablar con ella. Llamé a su trabajo para que me confirmen el número de teléfono y llamé a su casa. No estuvo ahí así que dejé mensaje en la contestadora. A los pocos minutos ella me llamó. Yo imaginé que fue debido a que su secretaria le comentó que la estaba buscando pero no fue así. Simplemente, ella me llamó porque quería darme una noticia y las dos nos quedamos medio asombradas de que nos estábamos buscando al mismo tiempo. Podía haberle llamado ayer o mañana pero, todo a punto para que sea ese momento específico para que la resonancia nos conecte. De ahí, debido a este mismo impase de los números de teléfono, hoy decidí encontrar la manera para recuperar los teléfonos de otra amiga muy querida. Llamé a su mamá para que me de la información y luego la llamé porque, además, tenía unos datos de un médico que entregarle. Ella misma contestó la llamada y nos quedamos conversando un rato. Justo el rato que cuelgo me doy cuenta de que, en la radio, estaba sonando una canción iraní que fue muy representativa de una época muy linda que compartimos. Esa canción no había sonado hace rato en la radio así que le volví a llamar para que escuche lo que estaba sonando y claro, se emocionó a tal punto que se le fueron las lágrimas. Su marido es iraní y esto nos recordó de la primera vez que el intercambiovino al Ecuador trayéndonos su música alegre que nos hizo bailar por años. Ese tema específico de Satar, fue el tema más importante de aquella época. Aclaro que yo no escojo lo que suena en la radio pues las carpetas de música están programadas para que suenen los temas al azar dentro de un orden en los estilos musicales que presentamos. Así que no tenía idea que eso podría sonar y menos en ese preciso momento. Ha pasado un mes y medio desde la última vez que estuvimos juntas y todo se junto para ese preciso momento. La discoteca de la radio cuenta posiblemente con alrededor de 50 mil canciones, tener idea de cuándo va a sonar, en la libre programación, un tema específico es como querer ver a un burro volar. Así que me pregunto si hay algo que mueva a la programación en la radio. Esto lo vengo observando hace rato, justamente, porque he notado algunos sincronismos inusuales que me han llamado la atención y si hay algo, solo que es tan sutil que no logro determinarlo.

Finalmente hoy volvió a suceder algo que me pareció extraordinario. La noticia que mi primera amiga tenía para mi es que hoy tendría su hija. Como era un parto planificado, tendría tiempo para poder verla antes de que entre al quirófano. Cuando llegué, el médico se acercó y nos comentó que estaba dudoso de dejar entrar al marido al parto ya que estaba con la presión alta, seguramente por los abrazo48nervios. Así que le dije que yo le iba a trabajar para ayudarle a que esté bien. No tenía mucho tiempo, nos quedaban pocos minutos, así que me apresuré en presionarle unos puntos de acupresión para ayudarle a que se estabilice y, de pronto, entre lo que le decía, le sugerí que cambiemos de energía, o sea, que él se lleve mi tranquilidad y que me de él todo lo que estaba guardando por dentro. Le hice respirar profundamente varias veces en este lapso y noté como mientras él se relajaba yo me puse súper sensible, de pronto se me fueron las lágrimas y me puse a temblar. De pronto ya se tuvo que parar para irse con ella al proceso y concluímos con lo nuestro. Él estuvo súper bien y el rato que yo me levanté (ya que estaba arrodillada en el piso junto a él, que estaba sentado en un sillón), se me bajó la presión, casi me desmayo y me puse a llorar sin parar por un rato. ¿Qué tal, no?  Yo sé que de corazón le ofrecí intercambiar la energía pero esto, realmente, fue lo más evidente y lo más rápido que me ha sucedido. Él estuvo muy bien durante el parto, tranquilo, y yo me quedé sudando por unas cuantas horas, procesando los nervios y el shock en el que él se encontraba. Fue increíble y lo hice de corazón, sin esperar, realmente, que esto se diera con tanta facilidad. He trabajado con el cuerpo energético de tantos pacientes y no había pasado nunca algo así. Existe una gran diferencia y es el nivel de relación personal con estos amigos. Sé que esto no pasaría con cualquier persona. Sucedió con él porque yo realmente me dispuse para intercambiar puestos basado en un gran amor.

Hay una película con Meg Ryan y Alec Baldwin que se titula Prelude to a Kiss en el que ella intercambia su alma con un viejo y se arma toda una historia hasta que Baldwin, que estaba enamorado de ella, se da cuenta de este intercambio y ellos hacen algún ritual para recuperar el alma en el cuerpo original. Es simpática la película y, la verdad, eso es lo que he recordado con este último episodio porque fue tan fuerte y evidente que apenas lo puedo narrar.

En Junio de 2014 volvio a suceder algo inexplicable. Desde febrero de este año dejé de estar en contacto con «mi amada tortola«. Decidí enfocarme en otras cosas y no le pensé,  regularmente, hasta como mediados de Junio. Al inicio imaginé que aparecía porque habia pasado un buen tiempo y quizás era señal de que estaba extranándole. Sin embargo, su presencia empezó a fortalecerse hasta llegar al punto que me daba la sensación de que me estaba vigilando. Me sentí algo incomoda porque estaba presente por poco y en cada respiracion que hacía. Por unos dias hasta pensé que, a lo mejor, estaba en Quito. Luego de tres semanas insistentes en que no escapaba del pensamiento decidí escribirle una nota para averiguar si estaba bien. Me contestó, rápidamente, diciendo que, al parecer, le he sentido pues estaba en Ecuador. El vive en Europa y no teniía manera de saber que estaba aquí. Al enterarme de eso reaccioné impresionada, nuevamente, por la fuerza de esta conexión.

intuicionMe sigo preguntando cómo es esto de las conexiones ya que no solo que suceden cosas mágicas sino que sucede con ciertas personas, no con todas. No importa cuántas veces me siga sucediendo, siempre me resulta fascinante y misterioso. No logró iluminarme lo suficiente como para entender lo que mueve a estos eventos y, si es así con algunas personas, me pregunto si así es también con la vida. Nada es casual, sucede cuando tiene que suceder, entonces, ¿de qué y por qué nos preocupamos? Lo único que necesitamos hacer es dejarnos llevar por la intuición, rendirnos a ser guiados por esos estímulos que se convierten en impulsos que nos hacen hacer algo y confiar que es porque eso tenía que ser. A veces resulta en algo maravilloso, a veces no, pero sea cual sea el resultado es por algo que necesita cruzarse en nuestro camino en ese momento con un fin específico.

Gracias por revisar este artículo. Si deseas recibir notificación de próximas publicaciones puedes registrar tu correo. Saludos

[subscribe2]
8 comentarios
  1. Por una parte podríamos decir que la casualidad no existe, por que se dan una serie de estas mismas sin explicación alguna, podrá ser el destino?, tal vez, como dices en el post, a veces es para mejor, otras veces para toparnos con alguien que no nos agrada, pero debía toparse con nosotros por alguna razón, a mi me solía suceder con una chica, me sucedio varias veces, y nunca la hable, pero bueno, las cosas pasan por algo, por una parte podriamos decir que el destino está escrito en cierto modo,en fin todo lo que mencionas en el post me ha pasado, y somos pocas las personas que nos damos cuenta de estas «coincidencias», tratando de buscar algo mas allá, saludos y muy buen post.

  2. Goy, tu sabes que es algo que me he estado preguntando porque lo he experimentado. Las casualidades no existen. Es lo que nos acerca a la divinidad esa capacidad de conectarse. Con otras personas. Creo que a las mamas nos pasa mas frecuentemente con los hijos ademas.

  3. Un gran saludo ya no me acuerdo donde vi esta pagina pero la guarde en la tarde, creo fielmente que estamos todos conectados y que esto se nota más con algunas personas que resuenan más contigo. Que rico saber que es asi.

  4. A las personas les cuesta creer.Es totalmente cierto que existe «algo»..En mi caso.. estoy conectada con mis seres queridos y las personas que quiero todo el tiempo.Siempre me pasó.Mi vida es así.Adelantarme a los hechos, situaciones, tomar algo que luego lo necesitaria imperiosamente «alguien»…hacer una rica torta sin saber que por la tarde tendria una visita agradable y es lo justo para agasajarla..doblar en una calle inesperadamente y encontrarme con la persona que buscaba hace dos dias.. quedarme un día en casa en horarios no habituales.. y tener la sorpresa de recibir a alguien que no habia sido anunciado…etc,etc, estamos conectados…!!! Me encantó el tema.. lo hablo con pocos porque te miran en forma extraña.. me apasiona.. sigan comentando!!!

  5. toma tiempo entender que aprendizaje nos dejan estos encuentros y a veces comprender por que se han cruzado por nuestras vidas, a veces son buenos encuentros y otros no!
    hay gente con la que uno esta muy conectada y es sorprendente las cosas que a veces suceden, gratos acontecimientos.

    • esto es increible, quisiera saber si podrían enviarme mas informacion, gracias mil

      • Que tal, te sugiero que te suscribas a los boletines en http://www.radioserenidad.com o que ingreses en el blog con frecuencia. Generalmente, trato de ofrecer 1 o 2 artículos por semana, pero no siempre puedo. Saludos

      • La conexión con otras dimensiones es real y ocurre con mucha facilidad en ciertas personas, no se diga la conexión ëntre personas». Los seres humanos para conectarnos con esta otra dimensión somos mas rápidos que la misma internet. De acuerdo a lo que he observado lo QUE SE NECESITA es tener la mente vacía sin MUCHO RAZONAMIENTO. Hay una conexión energética entre las personas como cuando TODOS LOS ENFERMOS-que no se conocen entre sí- se ponen de acuerdo para no aisistir a diferentes centro médicos en TODA LA CIUDAD. Coincidencia ? NO….las coincidencias no existen …….Todo tiene un órden y un porqué.

Deja una respuesta