Discernimiento nace del latín «discernere» que significa separar o distinguir y de «mentum» que significa medio o instrumento. Por ende, el discernimiento sería un instrumento para distinguir o separar las cosas. Este concepto es más que importante en el camino interior y para todas las personas que están en búsqueda de sí mismas. Esta capacidad se adquiere con la práctica, la observación y lo que podría describir como una «degustación» interior. Por degustación me refiero a escuchar muy atentamente el movimiento interno. Conforme aprendes a escuchar aprendes a discernir. Al principio oyes y todo parece lo mismo pero no lo es. Hay varias voces internas y descubrir la voz de tu intuición o tu verdadera voz interior será una labor ardua y maravillosa. Para poner en práctica esta idea de «degustar» el interior anímate a realizar un ejercicio sencillo: escoge unas pasas o arándanos y sostenlos en tu mano. Luego, cierra los ojos y pon absolutamente toda tu atención en lo que harás a continuación, es decir, poner una de estas en tu boca. Nota la reacción desde la salivación y el natural proceso de masticación. Mantén la atención en los sabores, los movimientos, en cada cosa incluida la sensación en tus manos sosteniendo este «algo». Quizás sea la primera vez que realmente le sientes el sabor a esta pasa o arándano. Posiblemente surgieron muchas cosas de la relación con tu boca, saliva y masticación. Pues, algo parecido hay que hacer con todo lo que sucede internamente. Prestar atención, sin aferrarse a nada y observar y degustar. Algún momento podrás distinguir las cosas con más claridad.

En el siguiente videoblog hablo más sobre este tema tan importante para todo el mundo. Suscríbete al blog si deseas recibir notificación de nuevas publicaciones e igualmente al canal de youtube. Gracias por darle un «me gusta», comentar y compartir.

3 comentarios
  1. Goy. Siempre escucharte es tan refrescante para mi, cuanto se habla de discernimiento pero cuando llegamos a el o lo sobrevaloramos o lo subvaloramos, el equilibrio como en todo es necesario para encontrarlo y mas aun para usarlo. Recorde algo que nos paso juntas hace mucho tiempo con este tema GRACIAS MIL GRACIASSSSS

  2. Es muy interesante lo que dices, ya lo decía San Agustín, «Conócete, aceptate, supérate». Si no nos escuchamos, no nos conoceremos y todo lo que hagamos para superarnos no será de utilidad.
    Me gustó la analogía de las pasas/arándanos para degustarnos, para mí esto significa estar atento a lo que hacemos y se puede aplicar a lo que pensamos.
    Me gustaría que trataras el tema de cómo acallar los pensamientos perturbadores.
    Muchas gracias.

    • Gracias Guillermo, proximamente ofreceré introspecciones guiadas en el blog. También tenemos un cd de Introspecciones guiadas que ha tenido éxito para ayudar a relajar que es el primer paso. Si vives en Ecuador te lo podemos enviar si te interesa. Saludos

Deja una respuesta