El alma de mi padre dejó recién su cuerpo físico. Este último tiempo ha sido doloroso y difícil. A pesar de que por décadas he pensando con frecuencia en este momento, la forma y el momento en que sucede siempre es una sorpresa. Este año ha sido duro en su salud. Verle pasar por tantas cosas y haciendo lo posible para que se recupere y salga de cada cosa ha sido una batalla diaria. Él nunca se ha rendido ante las circunstancias. Ha sido un luchador y más en las adversidades. Hasta el último momento luchó por quedarse un poco más en la Tierra y fue increíble ver que, en medio de su angustia porque el cuerpo ya no era el mismo, hizo lo que pudo hasta que se dio cuenta de que ya no podría resistir y decidió irse, en sus propios términos.

He escuchado a personajes como Joe Dispenza, Bruce Lipton, Gregg Braden y  otros decir que uno tiene el poder para manifestar lo que desea y tanta gente pide cosas que no suceden. Entonces, se hace difícil entender cómo se atan los cabos entre los deseos y las manifestaciones porque hay que descubrir la fórmula. La partida de mi padre fue un ejemplo del poder de la manifestación. Por como 30 o más años, hemos tomado una vacación familiar todos los veranos. Hemos venido al mismo lugar porque tenemos el «time-share». El 2020, con lo de la pandemia, fue el primer año que no viajamos. La mira estaba para 2021. Debido al tema de su salud mi hermana le pidió que reconsidere y que mejor no viajemos pero mi padre se empecinó. Así que vinimos a pasar juntos y revueltos como todos los años. Estaba tan feliz y emocionado, comandando juegos en el agua a sus nietos, conversando, leyendo sus libros de interés y haciendo sus bromas. Aunque quizás no conscientemente pero sabía que sería su último viaje. A todos nos expreso, con lágrimas inclusive, la emoción que tenía de que estemos juntos en la vacación. Siempre fue muy reservado con sus emociones y sus pensamientos. Cuando le veía preocupado le pedía que lo saque pero las cosas que podían afectarnos él se las guardaba. Por eso resultó extraño verle tan lloroso y emotivo esta vez. Al poco tiempo de nuestra llegada empezó a sentirse mal hasta que una noche se cayó. No fue una caída complicada pero a su edad cualquier caída tiene repercusiones. No le gustaban los hospitales así que hicimos lo posible para que mejore el dolor que empezó a tener a raíz de la caída. Pasaron pocos días y la cosa empeoró hasta que llamamos al 911. Llegaron a los 5 minutos, le revisaron, le pusieron un suero y directo al hospital. Por el tema del COVID, que inundaba el hospital con casos, no nos dejaban entrar a todos al mismo tiempo así que nos turnamos cada día.

Como su presión arterial se mantenía muy baja le subieron a cuidados intensivos y ahí se libró una batalla total. Mientras estuvo consciente le dijo a una doctora que él no quería estar ahí. Quería irse a casa pero la doctora le dijo que si él quería eso lo más probable es que muera pronto porque su condición era delicada. Al menos la doctora le dio opciones y le permitió escoger. Él le dijo: me toca confiar en usted, me quedo. Aunque pareció que las cosas mejoraron por unos días, luego se complicaron. Sin duda, hay una parte de nosotros, aunque estemos sedados, en coma o lo que sea, que está relativamente consciente. Mi papá estaba con montón de sueros, intubado, sedado, y decidieron darle alimento por una sonda que conecta la nariz con el intestino. El momento que empezaron el proceso mi papá abrió los ojos y con su mirada le dijo, a la enfermera, que no quería más. Ese mismo instante le falló todo y se fue. Estaba sedado e ido pero él sabía lo que le iban hacer y decidió abrir los ojos y comunicarse con la mirada para que ya no le atosiguen con más. Mi madre estuvo junto a él en los días más importantes de su proceso y fue algo totalmente intuitivo y orgánico. El momento que él se fue, ella estuvo junto a él como en sus casi 60 años de convivencia. No puedo decir que se fue como quería porque a quien le gusta irse en cuidados intensivos y lejos de casa. Pero, por otro lado, debido a cómo se dieron las circunstancias, creo que sí escogió los aspectos más importantes que él quería que le rodearan el rato de su partida. Para él siempre fue la familia lo más importante. A pesar de lo amiguero que ha sido y de tener amigos entrañables, estos momentos los quería sólo con nosotros. La verdad, fue lo mejor que nos pudo pasar.

Logramos velarle con su música favorita, de una manera muy íntima y sencilla. Le acompañamos, los nietos escribieron unos mensajes que pusieron a su alrededor para que sean cremados y me encantó ver a mi familia vestida de blanco, respirando un aire diferente a los típicos velorios que conocemos en casa, lúgubres y con cada saludo abriendo más la herida. Todo lo que rodeó su partida hasta después de velarle fue mágico.

Mientras papi pasaba todo este mal momento, pensaba en el valor de la vida, a lo que damos importancia sin que realmente sea trascendente. Fijándonos en cosas tan irrelevantes que se convierten en un desperdicio. Discutiendo por tonteras, y sin poder resaltar la magia de nuestro paso por la Tierra. La vida sucede entre dos episodios de real trascendencia: el nacimiento (Yang) y la muerte (Yin). El uno, generalmente, llena de alegría, y el otro de tristeza. El uno es calor y vida y el otro es frío y muerte. Son las polaridades de la existencia. Todo lo demás es el juego de la vida y cada quien le da su tinte y aprovecha o no esta oportunidad. Una vez que partimos, ¿qué es lo que realmente tiene sentido? Si creo en la reencarnación, pensaré que me llevo la consecuencia de mis actos. Si no creo en la reencarnación, tendré la idea de que esta es la única oportunidad y la viviré como bien crea y pueda. En este punto no sé qué tan importante es, para los vivos, el proceso que pasan los muertos una vez que se enfría su cuerpo. Especialmente porque la mayoría desconocemos sobre ese más allá. Los que quedamos tenemos el hoy para continuar la existencia y aprovecharla, más aún si reconocemos que estamos en la fila. He pasado por la muerte de mis abuelos y ahora la de mi padre, un personaje tremendamente importante en nuestra vida familiar y cercano a todos. Como piezas de un rompecabezas, se van acumulando algunas experiencias que me señalan algo muy importante para quedar en paz en relación a estas pérdidas físicas: vivir sin remordimientos, dar lo mejor que se puede con lo que se tiene en cada momento, no acumular resentimientos ni cosas que pesan en la conciencia y no dejar cosas pendientes porque todo eso pesa y afecta.  Viajar en la vida, ligeros en la conciencia, sin tanto enredo y conociendo cada vez más las profundas dimensiones del amor.

Cuando el calor de su cuerpo cesó, me quedé a solas con la enfermera y me contó que se sentía una gran paz en el ambiente. Le pregunté si así era en todos los casos que ella había atendido y me dijo que no, que había un pesar y oscuridad en muchos casos. Entendí eso mejor al ver las cosas inusuales que sucedieron los días siguientes. Luego de velarle fuimos a la playa que le gustaba. No pudimos quedarnos mucho tiempo porque cayó una tormenta. Aquí (alrededor de Tampa, Florida) suele haber muchas tormentas en el verano y pocas veces había visto el tipo de arcoíris que presenciamos ese día. Gigante, como un arco, un portal enorme. ¿Coincidencia, sincronismo, explosión de energía? No importa! Lo que importó fue la secuencias de eventos que señalan mensajes que no se captan con la mente racional. Todo fue mágico alrededor de su partida.

Luego de ver la increíble reacción de la gente, en el Ecuador, que conocía su trayectoria, de recibir incontables mensajes llenos de gratitud, de respeto, de pena, nos deja más claro aún quién fue. Lo que hizo por la gente y el país hasta el final queda grabado y ojalá la historia haga justicia. Siempre me dijo: ¡si puedes ayudar, ayuda! Sus actos trascenderán en el tiempo y el espacio y nos sentimos muy agradecidos de haberlo tenido como padre. Aquí dejo el video del arcoíris, su último comentario público y una foto de despedida de la familia en la playa que le gustaba visitar, minutos antes de que apareciera el arcoíris.

Luminoso retorno a casa, papito. Ya le extrañamos. Hasta volvernos a encontrar!!

Este primer video lo filmé mientras veíamos la noticia de la medalla de oro de Neisi Dajomes. Estábamos recién despertados. Él usaba oxígeno en la noche debido al asma que padecía. Tenía 87 años.

30 comentarios
  1. Goy tus palabras me han llenado de sentimientos y una que otra lágrima. Así es pensamos que estamos listos para la partida de nuestros seres queridos pero no lo sabremos hasta estar en ese momento. Tu padre fue un gran hombre, dicen que cuando un «maestro» trasciende hay un arco iris. Eso fue tu padre un maestro, un ser integro en todo campo. Qué honor para ustedes como familia haber disfrutado de ese ser tan maravilloso y sus enseñanzas. Que descanse en paz.

  2. Querida Goy, mis mas sentidas condolencias por la partida de uno de los mejores hombres de este país, siempre luchador y con una gran calidad humana, dios lo tenga en su santa gloria, siempre lo recordaré con mucho cariño y agradecimiento, un abrazo fraterno

  3. Que hermosa manera de escribir Querida Goy. Haz detallado tan acertadamente lo vivido por la familia en momentos tan duros, dándoles a la vez un tinte de profundo valor en lo que significa el paso de la vida a la muerte rodeado por lo más valioso que tenemos en la tierra, que es el amor de la familia. Mi admiración a ti

  4. Una hermosa persona que siempre recordaremos con cariño y respeto. Más los quiteños y los Liguistas. En mi caso soy ambos. Un abrazo y mis condolencias a la familia.

  5. Como no podría ser de otra manera digna hija de Don Rodrigo directa, sin mascaras y con esa sinceridad que lo hacía diferente a los demás dirigentes deportivos,y no conocí personalmente a su señor padre, pero por mi oficio de periodista deportiva en cada programa, sobre todo de Liga no podía pasar por alto la gran labor de Don Rodrigo con el Club azucena.
    Compartir ese momento tan íntimo tan familiar es sin lugar a dudas el legado de un que ha dejado un gran ser humano no sólo en lo deportivo sino en su paso por la política como alcalde, ministro y dejandonos el regalo de don Evaristo.
    Decir lo siento va más allá de dos palabras es de dicirle Gracias, empezaré a estar más cerca de mí familia y cambiar trabajo por amor a ellos.

  6. Que hermosos mensaje Goy se lo que es perder un padre. Quienes lo conocimos muy de cerca al Sr. Rodrigo Paz sabemos lo que fue e hizo por Quito, por el equipo de sus amores Liga de Ecuador y por la gente. Gracias y hasta siempre don Rodrigo. Mi abrazo solidario con toda su familia estamos con ustedes en estos momentos de profundo dolor.

  7. Querida Goy:

    Que emotiva la despedida a su querido Padre, que hermoso relato y sobretodo su familia haberle disfrutado tantos años junto a su madre y hermanos, Papá Oso ha sido un ser de luz extraordinario! A mí la vida me permitió conocerle y disfrutar unos años de su forma de ser tan impresionante! Le agradezco a Dios por haberme permitido este lujo! No hay palabras para describir la grandeza de Don Rodrigo, su corazón tan noble y sus actos ejemplares en todos sus aspectos de la vida! Vivirá para siempre en nuestros corazones y en nuestros recuerdos, mi abrazo solidario para cada uno de los miembros de su hermosa familia!

  8. Palabras y agradecimiento para la familia Paz.
    Hermoso relato que dejan un gran mensaje. Gracias eternas Papa Oso.
    Familia Amor y Paz

  9. Cómo no quebrantarse y sentir en carne propia su partida. Cómo no hacer propio sus sentimientos y expresiones para un verdadero hombre de bien,caballero, excelente ser humano y el mejor dirigente de LDU.

    Que en paz descanse. Un abrazo solidario a toda la familia.

  10. Qué triste y a la vez que bonito que en un momento así se pueda sentir amor y sobre todo paz de saber q su papá era una persona buena y q tuvo lo q más amó hasta el final de su vida ósea a su familia reunida. Mis condolencias y mis mejores deseos q su buen recuerdo les dé el consuelo q necesitan.

  11. Goy querida! Gracias por compartir estas vivencias, sentimientos y momentos tan especiales!
    Un camino de luz para alguien tan especial como tu papi!!
    Un abrazo a tu familia! Te quiero un mundo!!

  12. Hermoso, muy hermoso gracias por compartir algo tan intimo y sincero💖

  13. Querida Goy:

    Traspasó el velo, no existe la muerte, es otra ilusión. Cada día, en cada momento esta a tu lado tu papá, tu orgullo y orgullo de todo el país, deberían haber más personas como él. Mi mamá falleció hace más de dos años y a pesar de mis creencias vino el duelo y lo que toca: negación, ira, etc y todas las emociones hasta la aceptación y nuestra liberación.

    No quiero darte mi sentido pésame sino el abrazo virtual más cariñoso.

  14. Don Rodrigo se fue para organizar el infinito, nos dejó su aureola, nos guiará para que no caer nunca. Un día me dijo, Jaime no se ponga luto en la ropa, déjelo en su corazón. Es por eso que lo tengo en el mejor rinconcito de mi alma, no lo voy a llamar, quiero que descanse, tampoco le digo adiós porque lo siento cerca, seguira siendo mi amigo, jefe, padre, guía y maestro, no me resigno a ver vacío su espacio, pero lo voy a ver siempre porque para mi es inmortal. Doña Cecilita, Verito, Glorita, Estebita, ustedes llevan una luz maravillosa. Cuiden el alma del mejor papito que haya existido.

  15. Gracias por compartir querida Goy, tu Papi tan querido y respetado, será recordado por todo el país y por Quito en particular. En mi caso le recordaré muy gratamente de muchoas cosas que aprendí de él, especialmente su transparencia, su sinceridad y sencillez. Motivos suficientes para que haya cultivado tan buenas amistades, entre las que me honra haber estado incluido. Un fuerte abrazo

  16. Goy gracias por compartir tu sentir que de alguna manera nos hace sentir más cerca pese a la distancia y darle un sentido más profundo a la vida y la muerte de un alma especial, la de tu papi amado. Un abrazo para ustedes con mucho cariño.

  17. Querida Goy:

    Me ha conmovido mucho tu reflexión. Me he acordado mucho de mi papi, quien pasó por algo similar su último tiempo. Ahora, estoy segura de que se han dado un fuerte abrazo y han de estar riendo juntos, y cuid´ndonos desdesde donde estén, como siempre.

    El arco iris es un gran abrazo que los envuelve, el mar les trasmite serenidad e infinito.

    Les quiero mucho, cariños a toda la familia.

  18. Goy, gracias por compartir tu experiencia que te lleno de paz al saber que se fue tranquilo y con una luz de muchos colores como el arcoíris. Al leer todo se me fueron las lágrimas y recordé la partida de mi padre similar a la de tu papi, ya son 19 años y sigo teniendo esa paz que nos dejó. Se van físicamente pero su amor siempre está en nuestros corazones ♥. Te mando un fuerte abrazo.

  19. Gracias Gloria por describir tan feacientemente los últimos momentos de nuestro querido Don Rodrigo, por siempre vivirá junto a quienes le quisimos y respetamos en vida!!!

  20. Todo el país le rinde homenaje y a ustedes nuestro abrazo por el ser humano Yam especial que fue su padre , que su recuerdo los llené de fortaleza. Que lindo artículo y gracias por los sabios consejos que nos dejas

  21. Goy mi sentimiento de pesar para usted y su Familia, sus palabras muy sentidas y certeras para compartirnos los recuerdos de un gran Señor como fue su Padre, quienes tuvimos la suerte de conocerlo lo sabemos.

  22. Muchas gracias amiga querida, ya compañera de tantos años. Justo esto pensaba hoy, la importancia de compartir todas estas noticias desde el lado de la luz, de la sabiduría, del aprendizaje de este proceso perfecto y eterno que todos vivimos, y no aumentar las vibraciones negativas de pesadumbre que flotan en el ambiente en esta época. Muchas gracias por dejar traslucir luz, amor, perfección en todo este maravilloso proceso, que como tú dices se puede vivir desde la magia, el agradecimiento, y en el caso de ustedes, desde la profunda paz de hacer las cosas bien en el momento exacto. Te abrazo mi hermanita de luz y me uno en ese maravilloso arcoíris.

  23. Querida Goy: tu crónica me conmueve hasta la médula. Rodrigo y todos ustedes han sido siempre personas muy especiales para mi. Dejo atrás la tristeza que me causó su muerte y me quedó con el orgullo de haberle conocido.
    Honren siempre su memoria pues fue un hombre íntegro y cuiden a Cecilia. Todo lo que Rodrigo hizo en la vida pública es relevante y digno de imitar, pero lo que más me inspira es la devoción por su familia.
    Con cariño sincero
    Mercedes Erazo

  24. Gracias Goy por compartir tan bonita experiencia de vida. Cuánta reflexión positiva y profunda nos deja su relato.
    Qué hombre tan especial fue su padre.

  25. Goy querida : que relato tan conmovedor y gratificante. Seguro ese arco iris y su sinfonía de colores fue la bienvenida al cielo de tu papi, quien reflejaba La Luz de su consciencia clara y transparente hasta el final. Un abrazo a todos

  26. Hermoso!!
    Mil gracias Goy por compartir esos momentos tan trascendentes en sus vidas
    Fuerte abrazo

  27. Me encanto tu descripción de lo que viviste junto a tu padre algo parecido lo viví yo hace 18 años cuando perdí a mi padre un hombre maravilloso médico que dio su vida por los que más le necesitaron . Gracias por compartir tus vivencias ! Un abrazo fuerte

    • Mi querida Goy gracias por tus reflexiones, me quedó resonando lo de la manifestación y cómo queremos que se den las situaciones en nuestras vidas.
      Tu padre vino con un propósito claro, ha sido luz en todos los contextos y para muchos.
      Mi madre me dice que lo conoció en Casa Paz y que siempre fue muy amable con ella y le preguntaba por sus hijos.
      Una voz dulce y un humor único.
      También me quedo con la reflexión de ir más ligeros en la vida sin resentimientos.
      Mucho influye una persona con su manera de vivir pero también en su forma de dejar este cuerpo físico. Así nos deja tu padre otro aprendizaje más a través de tu experiencia.
      Admiro a tu madre y el amor de los dos con tanta devoción y entrega.
      Para nosotras la vida continua…

  28. Como evitar que una lágrima furtiva se escapa de mis ojos, al leer esta manifestación de amor de una hija amorosa hacia su Padre, el Gran Rodrigo Paz, el querido Negro Paz.
    No podía dar crédito a lo que veía en las redes sociales, Papá Oso nos dejó, decía un mensaje y como loco comencé a “rebuscar” en los distintos medios de comunicación, esperando que todo haya sido una noticia falsa… Pero no, el Negro Paz, el icono de Liga de Ecuador y de Quito, nos había dejado.
    No se porque se me antoja que los grandes como Rodrigo Paz o como mi Papito y mi Mamita, no deberían morir nunca; pero la realidad es otra y sucede, sucede que físicamente se van, aunque hay gente que tiene la magia de inmortalizarse en nuestra memoria y en nuestro corazón y el Negro Paz, comenzó a ser inmortal, no ahora, desde mucho antes cuando comenzó a grabar su nombre, a través de sus actos, de su sabiduría, de su rectitud y sus incontables éxitos.
    ETERNO RODRIGO PAZ y como cristiano que soy lo digo, QUE DIOS LO TENGA EN SU GLORIA.
    Mis sentimientos de solidaridad para con sus familiares.

  29. Goy, muchas gracias por compartir esta experiencia tan sensible e íntima de la partida de tu papito, un hombre bondadoso, de nobles sentimientos, patriota, honesto, honorable, generoso, un caballero en toda la extensión de la palabra. Mis sentidas condolencias.
    A todos nos ha dolido su partida.
    Estoy segura que descansa en paz y su alma está llena de luz con la que seguirá iluminando a su familia y todo lo que construyó en su vida. Creo que por eso, el arcoíris!
    Te envío un abrazo afectuoso y solidario, agradeciéndote nuevamente por todo tu esfuerzo y dedicación a tu misión de ayudar a los demás.

Deja una respuesta