En artículos y videoblogs anteriores he compartido revelaciones sobre las diferencias entre almas gemelas y flamas divinas. Es un tema complejo porque, principalmente, se podrá comprender internamente cuando se haya vivido la experiencia. Hasta eso nos podemos volver locos tratando de entender qué es qué. Ahora voy a ofrecer nuevas revelaciones internas sobre el propósito de este encuentro. Al final incluiré una charla que di en nuestro canal de youtube sobre cómo identificar a la Flama Divina.

Empiezo diciendo que este experiencia no es para todo el mundo en estas épocas. Explicaré atando cabos con distintas fuentes de información. Mencioné en una charla anterior sobre el Simposio de Platón y la charla de Aristófanes sobre el Mito Andrógino , un tema sumamente interesante que nos permite saber que estas consideraciones sobre ser uno con otro, no son recientes y que, más bien, son parte de la historia de la humanidad. Hay etapas en las que la energía florece para que se comprenda y se experimente este tipo de relaciones. Al parecer, son fundamentales en cada cambio de era. Considerando que el cambio hacia una nueva dimensión de conciencia requiere ser abordado por varios ángulos, podemos considerar al mundo energético dividido en facciones, tal como se ven en la película Divergente que tiene 5 facciones . Recordemos que la energía y su vibración es la que da forma a la realidad que compartimos. Las facciones en Divergente son: 1) Los Sinceros – Virtud: La Verdad, 2) Los Altruistas – Virtud: La Abnegación, 3) Los Valientes – Virtud: La Osadía, 4) Los Pacíficos – Virtud: La Cordialidad, 5) Los Inteligentes – Virtud: La Erudición y también existen los Sin Facción. Los jóvenes, al llegar a su «graduación» tienen que escoger una facción. Les hacen una prueba que detecta qué facción va mejor con ellos pero, finalmente, en la ceremonia tienen que escoger una facción a la que se dedicarán el resto de sus vidas. Lo bueno del libro/película es que estos jóvenes pueden descubrir su tendencia natural y seguirla. En nuestra vida común, descubrir y aceptar quién somos es algo de toda la vida para la mayoría. ¿A qué voy con lo de las facciones? Considero que hay grupos de seres que han venido a esta transición de era para anclar un tipo de energía específica relacionada con su facción. La facción de las Flamas Divinas tienen un propósito específico que es despertar la conciencia de amor incondicional. No he indagado sobre las otras facciones pero ahora entiendo que este tema está dirigido a quienes vienen a cumplir la misión de las Flamas Divinas. Esto no quiere decir que los seres de las otras facciones no tienen su flama divina. Todos tenemos una sino que no se manifestará para todos en este vida pues cada quien viene a trabajar la energía de la facción que escogió. No somos conscientes de este tema y la visión que ofrezco es un enfoque sobre nuestros contratos energéticos antes de encarnar.

Lo que puedo decir al respecto es que definitivamente estamos en una etapa tremendamente intensa e importante. Los cambios de era o de creación de una nueva conciencia pueden tomar siglos y nosotros somos los semilleros de la forma que tomará esa nueva realidad. ¿Por qué necesitamos crear una nueva realidad? Porque ya no nos sirve la presente forma de co-crear. La vida es movimiento, es cambio, y luego de unos cuantos milenios, ha llegado el momento de dar un paso más en el crecimiento multidimensional. Esto se refiere a que necesitamos pasar de la conciencia de la tercera dimensión a la conciencia de la cuarta dimensión. La conciencia del poder y el ego a la conciencia del amor puro y trascendido.

Por eso, el encuentro de Flamas Divinas se ha vuelto intenso en las últimas décadas. ¿En qué consiste este encuentro? Consiste en lograr la realización del amor incondicional a través de la destrucción de nuestras creencias, nuestra mentalidad presente que responde al condicionamiento personal, social y mundial. Nos remueve totalmente nuestras estructuras internas que responden a la realidad que co-creamos para sobrevivir y nos cambia el nivel de vibración atómica para empezar a anclar la energía del amor incondicional. Es un reto tremendo pues la conexión es de tal magnitud que no podemos desengancharnos o desconectarnos por voluntad personal. Es más, como las experiencias internas son tan fuertes, crea una especie de magnetismo poderoso que sostiene la atracción en medio de la destrucción que provoca de nuestra realidad. Experiencias telepáticas, experiencias místicas, experiencias simbólicas, sueños lúcidos, despertar de la kundalini, visiones espirituales, expansión de la mente, despertar interior, deseo de fusión, bronca tras bronca pues hay que estimular el rompimiento de nuestras estructuras mentales. En medio del proceso vamos a experimentar un dolor inigualable, ansiedad, ganas de salir corriendo de la relación, ganas de ahorcarle tanto como de tenerle, llanto, llanto, dolor y más dolor… hasta que se llega a esa experiencia de amor incondicional que no es un sentimiento ni una emoción, es una realización de unión, de darnos cuenta de que somos uno. Ahí, recién ahí las cosas empiezan a cambiar para quien logró la realización. Esto no siempre lo logran los dos. Generalmente lo logra uno de los dos y cuando los dos estén vibrando la misma conciencia podrán emanar, conjuntamente, el poder de esa maravillosa energía.

Om Mani Padme Hum

Por cierto, se creó recientemente, un grupo cerrado de facebook para compartir, preguntar y exponer temas relacionados con experiencias de flamas divinas y almas gemelas. Puedes seguirlo en este vìnculo 

Te dejo con la charla que ahondará en el tema. Si tienes preguntas, otras visiones claras del asunto, por favor, compártelo. Si esto te ha servido envía el link a personas que lo puedan necesitar. Gracias por leer, mirar, participar y co-crear.