¿De qué nos sirve estudiar algo si no lo ponemos en práctica? ¿De qué nos sirve sostener ideas que no son parte integral de nuestra vida? ¿De qué sirve creer en algo que no se conoce o se experimenta? Podemos tener innumerables experiencias que marcan nuestra vida y, sin duda, las más poderosas son las que hacemos alrededor de nuestro despertar interior. ¿Cómo se identifica la intuición si no se realiza un trabajo interno de discernimiento? ¿Cómo reconozco a un alma gemela si no siento la familiaridad interior con claridad? ¿Cómo sé quién soy si no me doy el tiempo para mirar el movimiento interno?

Estamos rodeados de mucha información y de cosas que experimentan otras personas. Muchas veces queremos basar nuestro conocimiento en lo que leemos y lo que nos cuentan pero es como un conocimiento vacío, sin fuerza. La fuerza en nuestra vida surge de nuestro descubrimiento interior. Por eso es tan importante desaprender lo aprendido y buscar, en la vacuidad, la fortaleza del vacío.

Este video hace una reflexión sobre la energía que se experimento durante la meditación del 11-11-11 (2018). Es apenas una de las tantas energías que se movieron ese día. Gracias por tomarte el tiempo para mirarlo, compartirlo, escribir tu experiencia o inquietudes al respecto.